INICIO      ARTÍCULO PRINCIPAL    CONSEJOS ÚTILES    INNOVACIÓN    ACCESORIOS    NOVEDADES    SUSCRÍBETE    CRAUTOS.com   

Conduzca de manera que su billetera y el ambiente sufran menos.

Unas sencillas prácticas permiten ahorrar hasta un 25% en nuestra factura de combustible, además de propiciar una conducción más segura y una reducción en la emisión de gases contaminantes, en especial CO2, lo cual resulta fundamental para proteger nuestro medio ambiente.


Una conducción eficiente supone tener en cuenta consejos relacionados tanto con nuestra forma de manejar como con el mantenimiento del vehículo. Repasemos algunos de ellos:

• Ir a mayor velocidad supone gastar más combustible y emitir más CO2. Desplazarse a 130 km/h requiere un 25 % más de combustible que ir a 110 km/h. Ir a 110 km/h consume un 15% más de combustible que ir a 80 km/h. Si pensamos que cada litro de combustible quemado en un motor de carro emite de 1,5 a 2,5 kg de CO2, tenemos otra buena razón para cumplir los límites de velocidad. Una buena práctica es estar atentos al control de velocidad pues el mantener una velocidad constante contribuye a reducir el consumo de combustible.

• Al subir o bajar una pendiente no se debe aumentar la velocidad, ya que forzará el motor y provocará que se consuma más combustible. Lo mejor es tratar de mantener constante la velocidad.

• Mantener una distancia segura del vehículo de adelante evita frenar y acelerar más, lo que aumenta el consumo de combustible.

• Evitar dejar el carro parado excesivamente pues esto desperdicia combustible. La mejor forma de calentar un vehículo es conducirlo lentamente hasta que alcance la temperatura adecuada de funcionamiento.

• Comprobar la presión de los neumáticos. Unas llantas infladas un 10% menos de lo necesario crean más resistencia al desplazamiento y consumen un 1 % más de combustible.

• Afinar el carro permite ahorrar combustible entre un 4% y 5%.

• Revisar la condición del filtro de aire del motor, un filtro sucio reducirá el ahorro de combustible o hará que el motor se apague cuando el auto esté parado.

• El aire acondicionado del carro requiere de un 20% a un 25 % más de combustible, por lo que se puede reducir su uso en lo posible.

• Planificar los viajes y las rutas ayuda a acortar las distancias lo que significa que se usará menos combustible.

• Otro aspecto muy importante es dimensionar correctamente el auto que realmente se necesita y valorar sus emisiones por kilómetro como criterio de compra. Los fabricantes deben dar a conocer las emisiones de CO2 (en g de CO2 por km) y el consumo de combustible asociado al uso del vehículo, de modo que se puede comparar para escoger el vehículo más eficiente.

• Para la ciudad se recomienda el uso de vehículos pequeños, porque son más económicos, fáciles de manejar y estacionar. Así que una buena recomendación es conseguir el carro más liviano y de menor consumo posible que satisfaga sus necesidades.




La Industria a favor del ambiente y el ahorro de combustible

Precisamente la industria Automotriz está apostando por vehículos que consuman menos combustible y tengan menor huella ecológica y han sumado estos atributos a los de estética, seguridad y calidad. Están investigando en busca de nuevas tecnologías amigables con el ambiente y brindando al consumidor insumos y educación para aumentar el rendimiento en sus productos.

En el mercado se encuentran novedades como el "Eco Car", un dispositivo optimizador de combustible que actúa sobre el mismo para lograr una combustión más eficiente, permitiendo así el ahorro y una disminución de gases contaminantes.







Otras innovaciones incluyen mecanismos que permiten un mayor rendimiento del vehículo, por ejemplo la transmisión llamada "AMT" (Transmisión Automática-Manual), que ofrece un alto porcentaje de ahorro de combustible y un nivel bajo de emisiones de CO2, la cual ha dado al Celerio, de la fabricante japonesa Suzuki, el galardón de ser un modelo con menor huella ecológica.
Esta nueva transmisión AMT permite al Celerio lograr un rendimiento mixto de 18,7 km/l y emisiones de 125 g/km de CO2. Tiene adicionalmente la particularidad de contar con cinco cambios, situación que no es así en los vehículos con transmisiones automáticas convencionales las cuales cuentan con únicamente 4 velocidades.
En definitiva el nuevo consumidor exige de su carro eficiencia, comodidad, confort y estilo pero con un menor impacto en la huella ecológica, una mejor calidad de vida en equilibrio con el ambiente.




 

Copyright 1998-2015 - Todos los derechos reservados