Suzuki busca con dos pilotos coronarse por segunda vez como campeón del CTCC.




Sin duda alguna la escudería a vencer y a la que todos los equipos buscarán robarle el trono de campeón es al Team Suzuki, que con Juan Carlos Alvarado pilotando al Cíaz, levantó la copa en la edición anterior del Costa Rica Touring Car Championship (CTCC).

En su participación en el circuito Sur el Team Suzuki no solamente debutó de la mejor manera posible en las carreras de motores en Costa Rica, sino que adicionalmente Alvarado logró posicionarse como el "novato del año", lo que terminó de comprobar la gran calidad del piloto.

Para la temporada 2017 la marca asegura que no dará ninguna posibilidad a la competencia de quitarles el título de campeones y para esto han reforzado su equipo con la participación del experimentado y reconocido piloto nacional, Carlos Rodríguez, quien cuenta con una amplia trayectoria en vehículos de alta potencia tanto en el país como fuera de las fronteras. él pilotará el vehículo número 27.



Con la incorporación de Rodríguez, la marca también buscará coronarse como campeón de la categoría máster, donde por la corta edad del piloto Juan Carlos Alvarado no habían tenido oportunidad el año pasado.

El equipo no sólo incluirá en su parrilla de salida un nuevo piloto, sino que es la única escudería en contar con dos modelos distintos de vehículos en la pista, ya que Alvarado cederá el Cíaz con el que logró el campeonato anterior al piloto Carlos Rodríguez y tomará el volante del nuevo Baleno para demostrar que su calidad no depende de una carrocería.

El equipo técnico de Juan Carlos está compuesto por mecánicos que forman parte del staff de servicio de Distrito Automotriz. Se trata de todo un equipo de técnicos especialistas en electrónica, telemetría y mecánica con gran experiencia y certificados por Suzuki Motor Corporation.

Además de veloces, los vehículos en competencia atraen por su diseño. El ya conocido Cíaz fue presentado en el campeonato anterior, en su diseño destacan unas líneas agresivas con un esteticismo que evoca rudeza pero sin dejar de lado la comodidad, cuenta con un amplio paquete tecnológico y de seguridad característico de la marca.

El pilotado por Carlos Rodríguez está diseñado en tres colores que han caracterizado al team Suzuki en el campeonato, con un frente amarillo, una parte central blanca y una retaguardia azul que hacen que este vehículo pueda ser admirado desde cualquier parte del circuito Sur.

Por su parte el del actual campeón es un auto robusto, agresivo, que exige respeto tanto en competencia como fuera de ella, destaca su parrilla en forma de "v" y sus líneas que se extienden a lo largo de todo el auto. Con colores llamativos de azul y amarillo su personalidad deja muy claro que es el vehículo que todos buscarán vencer fecha con fecha en la pista de Parque Viva.













scroll up