Cámaras de retroceso. El nuevo "mejor amigo" de muchos conductores.


Seguramente en más de una ocasión usted se ha enfrentado al riesgo de chocar con la pared, rayar la pintura de su vehículo, golpear un auto o durar mucho estacionando en lugares complicados o con poco espacio y más aún cuando no cuenta con alguna persona o mecanismo para que le guíe en el proceso.

Esa maniobra tan frecuente así como "echar marcha atrás" puede ser un verdadero dolor de cabeza y causante de serios accidentes.

Para dar una solución a esta problemática, los fabricantes de tecnología desarrollaron uno de los elementos de seguridad que fue incorporado como un mecanismo de lujo y que en la actualidad se ha convertido en una necesidad: la cámara de retroceso. Esta funciona como un asistente para el conductor a la hora de parquear y realizar maniobras en reversa.

Si bien los espejos retrovisores permiten a los conductores ver una gran parte de la zona detrás de sus vehículos, los maleteros del automóvil y las cubiertas traseras a menudo limitan la visión de la carretera detrás del vehículo. Las cámaras de visión trasera, también conocidas como "cámaras de marcha atrás" o "cámaras de seguridad", resuelven este problema pues permiten al conductor ver objetos y personas directamente detrás de sus vehículos.

Estos dispositivos están generalmente instalados en un ángulo hacia abajo, lo que permite mostrar los posibles obstáculos en el terreno, además de la ubicación y posición de los muros y los objetos cercanos al vehículo. Adicionalmente indican la dirección que tomará el vehículo y cuentan con un sensor que advierte sobre la proximidad de los objetos, permitiendo así conservar una distancia ideal entre los mismos y el vehículo.

La pantalla de la cámara de visión trasera generalmente consiste en una lente de gran ángulo u ojo de pez y posee un cable para detectar automáticamente cuando la transmisión está en reversa y muestra la vista trasera mientras el vehículo está retrocediendo.

Al mejorar la visibilidad este sistema contribuye a reducir los accidentes en las maniobras de reversa y proteger el vehículo de posibles objetos que escapen a la vista del espejo retrovisor. Según un estudio publicado por la Fundación para la Seguridad Vial realizado a 17 modelos de 11 fabricantes, los vehículos que contaban con cámaras de retroceso instaladas de fábrica, tuvieron mejor eficiencia de estacionamiento y registraron una disminución de choques y golpes a objetos.


Estacionamiento en Paralelo

Pero si su vehículo no cuenta aún con cámara de retroceso, o la misma no se encuentra dentro de sus planes de inversión cercanos, acá le presentamos una guía sencilla de cómo realizar un estacionamiento en paralelo de manera exitosa.



Fuente: consejostrucosymas.blogspot.com



scroll up