Alta tecnología y ciencia detrás de la llantas de carreras.


Si bien cuando vemos los autos de carreras es notorio como la tecnología ayuda a los pilotos a llevar al máximo sus destrezas detrás del volante y a los equipos poder monitorear a cada minuto los vehículos, hay un elemento que usualmente pasa desapercibido para los fanáticos de este deporte: las llantas, las cuales la mayoría del tiempo nos parecen simples pedazos de caucho redondo y negros.

Sin embargo, los neumáticos juegan un papel fundamental para marcar la diferencia entre que un equipo conozca el pódium o simplemente vean a su competidor hacerse con el premio. Además son elementos esenciales en la protección de la vida del piloto.

Definitivamente, detrás de esa masa de caucho existe alta tecnología aplicada y años de investigación, pues de lo contrario les sería imposible soportar el desgaste producido por la fricción con la carretera, los constantes frenasos y las altas temperaturas producidas al maniobrar a más de 300 km/hr.


En las competencias existen seis tipos de llantas, las cuales a su vez se subdividen en dos categorías:

• Para terreno mojado
o Lluvia extrema: estas llantas logran evacuar 60 litros de agua por segundo, es decir seis veces más rápido que un vehículo de uso particular.
o Lluvia Intermedia: estas llantas son utilizadas cuando la pista está mojada o existe una llovizna leve y logran dispensar 20 litros por segundo a alta velocidad.

• Para terreno seco
o Superblando: estos neumáticos son los de mejor rendimiento, pero su vida útil es muy baja, son usadas usualmente en circuitos de carrera lentos y con muchas curvas.
o Blando: es una llanta con menos desgaste y es posible que sea medio segundo más lento que el modelo anterior, sin embargo es uno de los más utilizados.
o Medio: Se usa usualmente en circuitos poco exigentes y con bajas temperaturas, además se adapta a casi cualquier tipo de condición de pista.
o Duro: Estas llantas son utilizas en circuitos calurosos o muy exigentes y tienen una vida útil similar al neomático blando.

La elección del tipo de llanta que se utilizará no depende solo del clima, sino del diseño y que tan áspera sea la pista, por lo que si tiene muchas curvas cerradas los equipos requerirán de llantas con mayor agarre que cuando son poco rápidas.

Otra de las tareas en las que una buena elección de llantas juega un papel fundamental es en el cosumo de combustible, pues la escogencia incorrecta no solo costará segundos en la clasificación sino la posibilidad de que el piloto deba ingresar antes de tiempo a ser atendido en los pits.

Curiosamente mucha de esta tecnología aplicada en los neumáticos de carreras, posteriormente es llevada a la industrialización de las llantas que todos usamos para trasladarnos todos los días de la casa al trabajo.







scroll up