Transporta de manera segura tu bicicleta.


En los últimos años el gusto por practicar un deporte ha aumentado significativamente y la disciplina del ciclismo es una de las que más nuevos adeptos ha tenido, por lo que es cada vez más común encontrarse con deportistas en carretera.

Muchos de estos amantes de este deporte con la finalidad de practicar su disciplina se desplazan a distintos puntos del país, llevando consigo sus equipos y principalmente la bicicleta.

Para quienes no cuentan con un Pick Up que les permita llevarla en el cajón, existen distintos mecanismos que ayudan al deportista a transportarla de manera sencilla, efectiva y sin dañar el auto o la misma bicicleta.

Dependiendo de la frecuencia de uso, el viaje, presupuesto y cantidad de bicicletas que se quieren transportar, existen tres opciones principales de montaje, las cuales varían en precio, complejidad y capacidad. El portabicicletas de techo, portabicicletas de enganche y portabicicletas de maletero.


• El portabicicletas de techo.
El portabicicletas de techo requiere la instalación de barras de techo, las cuales pueden ser utilizadas incluso como maletero. Dependiendo de la anchura de su vehículo y el tamaño de las bicicletas, en este accesorio se pueden transportar hasta 4 de ellas. Sin embargo el peso de cada una es un factor importante a tomar en cuenta para no generar abolladuras por hundimiento en el techo del vehículo.

Una de las principales ventajas de este dispositivo es que no afecta la visibilidad en ninguna de las ventanas del carro, por lo que no se ve afectada la capacidad de conducción por el mismo.

Sin embargo tiene la desventaja de que es uno de los mecanismos con una alta complejidad para la carga y descarga de las bicicletas, ya que se deben pasar sobre el vehículo y las mismas en algunos casos pueden tener un peso alto. Además se puede limitar el acceso a algunos lugares, ya que incrementa la altura del vehículo; también genera una mayor resistencia del viento, por lo que puede disminuir la eficiencia del carro y producir mayor consumo de combustible.


• El portabicicletas de maletero.
Podría considerarse una de las opciones más económicas y sencillas de utilizar. Este mecanismo se acopla a la parte de atrás del vehículo de manera fácil y rápida por medio de unas cintas que se pueden enganchar dentro de la cajuela en vehículos sedán o bien en la puerta trasera en SUV o todoterrenos. Este dispositivo cuenta con un soporte con gomas que evitan que el vehículo sufra ralladuras o golpes por el mismo, y existen algunos con capacidades de hasta 3 bicicletas.

Algo que lo diferencia del portabicicletas de techo es el factor de que no necesita de otros elementos para su uso, tales como barras o ganchos.

Una de las principales desventajas que presenta este accesorio es que limita la visibilidad en la parte trasera del auto, ya que las bicicletas en la mayoría de las ocasiones quedan a la altura del vidrio trasero. Por lo que no se recomienda su uso para largas distancias.

Otro elemento a tomar en cuenta en este mecanismo es que dependiendo del terreno las bicicletas pueden chocar entre sí, generando ralladuras unas a otras. Por lo que se recomienda colocar elementos como espumas o separadoras entre las mismas. Es muy importante el uso de un candado que evite el robo, esto debido a que las bicicletas están sujetas por fajas y seguros sencillos de abrir.


• El portabicicletas de enganche.
Este mecanismo como lo indica su nombre requiere de un enganche o remolque, por lo que su uso es poco común en vehículos tipo sedán.

Su instalación es muy sencilla y rápida, y por su forma es de los que ofrecen una mayor estabilidad de las bicicletas.

Una ventaja de este mecanismo es que muchas veces cuentan con luces de frenado que se conectan al vehículo, ofreciendo un elemento de seguridad adicional al transitar en carretera. Adicionalmente cuentan con sistemas antirrobo que se enganchan a la bicicleta, evitando así sustracciones no deseadas.

Otro punto a favor es que en una gran cantidad de los casos permiten la apertura de las puertas traseras o compuertas de los vehículos sin tener necesidad de desinstalarlos o bajar las bicicletas.

De estos dispositivos se pueden encontrar con capacidades de carga de hasta 4 bicicletas, sin embargo, al igual que en el caso del portabicicletas de maletero, puede afectar la visibilidad trasera del vehículo, por lo que se puede dificultar la conducción mientras que se encuentra acoplado.

Lo principal antes de elegir un mecanismo para el transporte de bicicletas es tomar en cuenta todas estas ventajas y desventajas que tiene cada uno, determinar la frecuencia de uso que se le va a dar y por supuesto el tipo de vehículo que se tiene. De esta manera se podrá tomar una mejor decisión de compra sin malgastar el dinero.








scroll up